cambiar termo electrico

Presupuesto Cambiar Termo Eléctrico con las mejores garantías del sector. Pide precio ahora mismo.

Contar con agua caliente es una necesidad hoy día, y los termos eléctricos se han convertido en dispositivos indispensables dentro de los hogares Españoles. Normalmente la decisión de cambiar un termo eléctrico es resultado de alguna avería o daños en este depósito de agua sanitario o en otras situaciones por la presencia de signos de antigüedad como filtraciones que producen la acumulación de agua en el exterior, en otras circunstancias el óxido viene siendo el principal causante de tal decisión. Cualquiera sea la causa es recomendable un cambio periódico del termo eléctrico según la especificaciones de fábrica.
cambiar termo electrico

Guía para cambiar un termo eléctrico

A continuación te describiremos una Guía de cambiar un termo eléctrico para el correcto vaciamiento, desmontaje y montaje de los termos eléctricos.

  • Apagamos el termo y desenchufamos de la corriente eléctrica

Con esto aseguramos no producir ningún accidente eléctrico, esto es regla de oro para trabajar con cualquier artefacto eléctrico.

  • Cerrar la llave o válvula de entrada de agua fría

Cortando la entrada de agua evitamos que no se continúe acumulando agua en el depósito.

  • Vaciar el termo eléctrico

Es común escuchar la pregunta ¿Cómo vaciar el termo eléctrico? Y es muy fácil de responder, ya que estos depósitos de agua tienen una válvula, llave y en algunos casos mangueras de goma de drenaje que nos permiten vaciar la totalidad del volumen de agua, lo que facilita grandemente su desmontaje. El volumen de agua dependerá de la marca, modelo y capacidad del termo, el liquido derramado puede ser acumulado en cubos y tirado, pero si tienes un fregadero mucho más fácil.

  • Desconectar la llave antiretorno y de salida del agua caliente

Normalmente ambas válvulas pueden ser desconectadas fácilmente con una llave ajustable. Depués de retirar las llaves o válvulas caerán quizá unas pocas gotas de agua residual.

  • Desmontar el termo eléctrico de la pared

En este punto procedemos a aflojar todos los tornillos que sujetan el termo a la pared, descolgamos de su montura y dejamos en algún lugar aislado.

  • Montaje del nuevo termo eléctrico

Si ya llegamos a este punto es porque te ha salido de diez todo lo anterior y ya has elegido y adquirido el termo eléctrico que se adapta a tus necesidades.

Como con todo aparato eléctrico nuevo debemos verificar que en el interior del embalaje se encuentre el manual de instrucciones, precauciones y demás accesorios.

Puedes correr con la suerte que las plantillas de instalación del nuevo termo eléctrico sean iguales a las del anterior, sin embargo si no cuentan con las mismas medidas debes fabricarte unas con la ayuda de un taladrado y tornillos siguiendo las dimensiones del manual.

Después de colocar el termo eléctrico en la pared, nos aseguramos que haya quedado bien firme para evitar futuros accidentes.

Para la correcta instalación del termo eléctrico debemos seguir los pasos anteriores pero a la inversa, en este sentido dejaríamos la conexión eléctrica para el final e iniciando con las conexiones de mangueras y válvulas, siempre verificando que cuenten con su sello de goma.

IMPORTANTE

El termo eléctrico nuevo en su interior contiene aire que debemos liberar, es de mucha importancia ya que estos artefactos trabajan únicamente con agua. Si no quitamos el aire y lo ponemos en marcha el equipo puede sufrir graves consecuencias antes de empezar a funcionar.

Para liberar el aire se abre la llave de entrada de agua fría hacia el termo y se abre algún grifo del hogar por donde salga agua caliente. Inicialmente saldrá aire del grifo y progresivamente el chorro de agua será normal, lo que nos indica que el termo eléctrico ya que está lleno en todo su volumen.

Conectar el termo eléctrico a la energía eléctrica

Comprobamos que no existan fugas o filtraciones, que las conexiones hayan quedado bien apretadas y procedemos a enchufar el termo eléctrico a la energía eléctrica. Para ello es recomendable que la necesidad energética del nuevo termo eléctrico sea igual a la del anterior para que no afecte el consumo y siempre asegurándonos que la protección eléctrica donde esta enchufado pueda abastecer el consumo.

¿Cada cuánto cambiar un termo eléctrico?

Cada termo eléctrico según las recomendaciones del fabricante tiene diferente vida útil. Podemos decir que en promedio el cambio de estos equipos deben realizarse cada 5 hasta 10 años, sin embargo todo depende de gran cantidad de factores influyentes como lo es el mantenimiento regula

Precios y Marcas para cambiar un termo eléctrico

Cuando decidimos cambiar un termo eléctrico debemos realizar una investigación e indagar acerca de cuáles son las marcas y modelos más frecuentes, con mayores ventajas y cuál es el apropiado a nuestro bolsillo. Siempre y cuando mantenga especificaciones similares al anterior y no supere su consumo eléctrico.

A continuación te dejamos un pequeño review de los mejores termos eléctricos actuales, para que te permita contar con una idea al momento de adquirir estos artefactos.

  • Fleck DUO5 80 EU

termo electrico Fleck DUO5 80 EU

Se trata de un termo eléctrico de la serie DUO con una capacidad de 80 litros de agua. Su principal característica es su sistema interno de doble acumulador. Es de la gamma Premium ya que es un gran representante de la nueva generación de termos eléctricos.

Se mantiene fiel a la conservación del medio ambiente con su bajo consumo energético, siendo clasificado en la categoría B de consumo energético. A pesar de contar con grandes características, es un dispositivo muy compacto contando con dimensiones de; 50 cms de ancho, 116 cms de altura y 27 cms de fondo. Por si fuera poco cuenta con la característica multiposición que le permite ser instalando de forma horizontal o vertical aprovechando los espacios reducidos. Su material de titanio le proporciona un agradable forma a la vista y se ubica en coste de aproximadamente 260€.

  • Teka EWH100

Cuando hablamos de la mejor relación calidad/precio debemos hablar por supuesto del termo electrico Teka EWH100 que tiene la capacidad de almacenar y calentar simultáneamente 100 litros de agua. Su potencia de 1500w le permite realizar su proceso en muy poco tiempo en comparación con otros dispositivos similares. Su termostato regulable te permite graduar la temperatura entre 30º a 75º, así como te guste. Está fabricado en un material muy resistente que asegura perdurar con el tiempo, por tan solo  159,29€.

  • Teka EWH50

termo electrico Teka EWH50

 

Si buscas economía o si en el hogar viven un número reducido de personas te presentamos el termo eléctrico Teka EWH50, el cual cubre las necesidades principales de graduar la temperatura como lo deseas ofreciendo calidad, precio y un gran rendimiento. Su resistencia de cerámica y esmalte de zafiro le permite almacenar y calentar 50 litros de agua. Es ideal para hogares con un máximo de 3 habitantes. Está diseñado en base a un material anti cal y corrosión, evitando los principales daños a este tipo de equipos. Puedes adquirirlo por un precio tan bajo como 101,50€.

Normativa Española para Termos eléctricos

España y la Unión europea en general han acordado cumplir con una serie de reglamentos conforme a lo solicitado por distintas entidades ambientales que persiguen como objetivo el mejor rendimiento, eficacia de los equipos con el menor daño ambiental y eliminar enfermedades trasmitidas a través del agua.

Dentro de las medidas generales que se han estipulado por Decreto 865/4 2003 para equipos que manejan Agua Caliente sanitarias:

  1. Instalaciones simples para evitar la dispersión de enfermedades bacterianas, principalmente legionelosis.
  2. La presencia de un circuito de retorno como método de ahorro energético y mantenimiento de la temperatura del líquido, aprovechando así la mayor cantidad de agua sin desperdicio.
  3. Limpieza de fondo de los termos eléctricos eliminando residuos.
  4. Los depósitos mayores de 750 litros deben contar con un orificio de 400 mm para su mantenimiento.

Averías de termos eléctricos más frecuentes

Cuando poseemos estos dispositivos de depósitos de agua caliente debemos conocer y reconocer las principales averías que presentan, así como los signos que nos pueden orientar hacia su diagnósticos para conocer cuando debemos cambiar un termo eléctrico.

Existen varios daños frecuentes, sin embargo el principal causante de su reemplazo es la acumulación excesiva de cal, esto como consecuencia de la vida útil del termo eléctrico y dureza del agua. La gran cantidad de cal produce daños en el adecuado funcionamiento del termo.

Otra avería muy frecuente es la inadecuada condición de la resistencia, sea de cerámica o blindada, en ambas situaciones es responsable de serios problemas. Para este tipo de daños es necesaria la ayuda de técnicos y personal especializado y de esta manera evitar accidentes eléctricos. Para cambiar resistencia termo eléctrico es necesario de conocimiento electrónico, por lo que recomendamos contactes a profesional.

Entre otras situaciones o averías menos frecuentes, pero responsables de la sustitución del termo eléctrico se encuentran; fuga o filtraciones de agua, falla en el encendido del artefacto, retardo en el encendido, óxidos, no posibilidad de graduar temperatura o ausencia de calentar el agua.

Consumo de un Termo eléctrico

Así como los demás artefactos los TES funcionan con electricidad y su función de calentar el agua necesita gran cantidad de energía, por ello no es sorpresa que las facturas a final de mes sea abismales. Por eso elegir el TES con menor consumo y mayor rendimiento es una bendición.

Para darte una idea de cómo funcionan, imagina que la resistencia de ellos esta graduada para calentar el agua a 60º, y al alcanzar esta temperatura este componente se apaga reduciendo el consumo energético al mínimo. Después de algún tiempo el agua se enfría por no usarse debido a las condiciones del medio o porque se gastó e ingreso agua fría de nuevo en el depósito, cuando el termostato percibe la disminución de la temperatura repite el proceso mencionado.

Entonces determinar cuánto puede consumir un termo eléctrico no es sencillo ya que cuenta con varios elementos tanto intrínsecos y extrínsecos, incluso la región del país, el clima y el horario que utilices el agua caliente puede determinar su consumo.

Los métodos más exactos para calcular el consumo de tus Termos eléctricos son los siguientes:

  1. Verifica el número de vatios que necesita la resistencia de tu dispositivo para el calentamiento del agua. Después multiplica dicho dígito por el número de horas que va a trabajar el depósito de agua durante el día y ese resultado lo has de multiplicar por Kw hora.
  2. En el manual de tu equipo puedes ubicar cuanto consume kw día, eso lo multiplicas por el precio de kw día de tu compañía de electricidad, ese resultado por 30 y tendrás el consumo mensual.

Ventajas de un Termo eléctrico

Contar con un termo eléctrico para nuestro sistema de calentamiento del agua sanitaria es muy provechoso y a continuación te explicamos sus principales ventajas.

  • Al abrir la llave o grifo sale agua inmediatamente caliente.
  • Puede ser instalado en cualquier hogar.
  • Almacena varios litros de agua.
  • No requiere sistema de ventilación.
  • No necesita gas.
  • Al no requerir gas, no debemos preocuparnos por fugas del volátil gas.
  • Requiere menos gastos de mantenimiento e instalación.
  • Mantiene el agua a temperaturas constante.
  • Es fácil de graduarse.
  • Existen múltiples modelos con diferencias de capacidades y precios.

Tipos de termos eléctricos

tipos de termos electricos

Con el paso del tiempo y las nuevas tecnologías los termos eléctricos también han diversificado sus tipos, llegando a ser clasificados por la forma en que se producen, su manera de instalarse y hasta como almacenan el agua. Dentro de los tipos más populares tenemos:

  • Termos eléctricos con depósito: Posee dos variantes características.
  • Termos eléctricos horizontales: Son una variante de los TE con depósito.
  • Termos eléctricos verticales: Es otra versión de los TE con depósito.
  • Termos eléctrico multiposición: Son capaces de trabajar en posición horizontal y/o vertical sin disminuir su adecuado funcionamiento.
  • Termos eléctricos instantáneos: Son pequeños dispositivos que necesitan mucho menos espacios que los modelos con depósito. Al abrir el grifo el agua se desplaza libremente a través de estos calentándose.
  • Termos eléctricos reversibles.
  • Termos eléctricos según su volumen: TE 30 litros, TE 50 litros, TE 80 litros y TE 100 litros.

Más páginas:

Recuerda que para evitar accidentes lo más recomendable es leer el manual del fabricante así como las precauciones y contactar a un profesional técnico. ¡Pide presupuesto para cambiar el termo eléctrico ahora mismo!