Si vais a vuestra cerrajería de confianza preguntando por cómo mejorar la seguridad de vuestro hogar, algo realmente importante, más si se tiene en cuenta que de cara al verano el número de robos crece como la espuma, seguro que os dirán que hay diversas maneras de mejorar la protección de la vivienda.

Desde las puertas más seguras a la amplia gama de alarmas que en la actualidad copa el mercado y que se aprovechan de los mejores avances tecnológicos para poder mejorar las prestaciones ofrecidas a los usuarios que deciden decantarse por ese tipo de productos. Pues bien, hoy os vamos a hablar de los diferentes tipos que podréis encontrar en el mercado.

cerrajero javea

El primer tipo de alarma de la que nos vamos a hacer eco se trata de la inalámbrica. Este tipo de sistemas funcionan mediante un tipo de conexión en el que emiten la señal a un centro de control central a través de sensores infrarrojos o de ondas de radio en lugar, sustituyendo así a los cables fijos, lo que, además permite a los usuarios escoger los lugares para la instalación de sensores. Este tipo de aparatos suele estar conformado por una serie de sensores de movimiento que mediante la tecnología inalámbrica se encargan de detectar el peligro e informar de dicha posibilidad a la central de control.

Eso sí, tenéis que tener una cosa muy en cuenta este tipo de alarmas puede ser víctima de los ataques informáticos, por lo que habrá que tener especial cuidado y tenerlo muy en cuenta. Lo mejor es que preguntéis a nuestro cerrajero en Jávea que seguro que él os asesorará mejor que nadie acerca de los pros y los contras de adquirir un sistema de alarmado como este.

Otra posibilidad pasa por las llamadas alarmas de emergencia. Si os decantáis por este tipo de alarma debéis saber que se trata de un tipo de dispositivo que se encargará de dar la voz de alarma a todo el personal de servicios de vivienda en el caso de que detecte algún conato de incendios, fugas de monóxido de carbono o urgencias médicas.

Cerrajeros 24 horas

Como habréis podido deducir este tipo de alarmas funcionan mediante la detección de humo o gas. Este tipo de alarmas las podréis encontrar quizá en alguna cerrajería pero también en tiendas de electricidad, ya que su competencia es ambigua y bien podría ser un producto de los dos gremios; la seguridad que aportan los cerrajeros con sus cerrojos y venta de alarmas y la sofisticación al servicio de la electricidad propia de los electricistas.

En tercer lugar merece también mención especial las llamadas alarmas de monitoreo. Se trata de un tipo de sistema de alarma que puede ser tanto inalámbricas como cableada. Se trata de un tipo de alarma que no solo alerta a los dueños de la vivienda de los posibles peligros sino también a las empresas de seguridad que se encargan de velar por que todo esté en orden. Este tipo de sistemas suele incluir un paquete por el cual podréis además de monitorear las cámaras de seguridad, disponer de un software que permite a los usuarios gestionar la seguridad desde el ordenador o el dispositivo móvil.

Como ocurre con las cerraduras que de vez en cuando se atascan este tipo de sistemas de seguridad también pueden ofrecer pequeños problemas, por lo que habrá que mantener una revisión constante para comprobar que todo está en orden y funciona como es debido. Y es que una buena alarma es el complemento perfecto a una puerta de calidad con una cerradura blindada. Así que ya sabéis si estáis indecisos siempre podréis apostar por una alarma de estas características y complementarla con un bombín más potente y difícil de abrir. Preguntad a nuestro cerrajero 24h al respecto y él os dará más detalles sobre qué combinación es la adecuada para vuestras necesidades y el precio que os podría costar.