En verano muchas personas regresan a sus viviendas de vacaciones tras meses sin habitarlas ninguna persona. Este hecho, provoca que el interior de sus tuberías se reseque, solidificándose restos de comida y otros desechos que a menudo provocan atascos al retomar las tuberías su funcionalidad (agravadas con el habitual trasiego veraniego). En resumen, el deficiente uso y la falta de mantenimiento se presentan como las principales causas de estas averías.

Como a todos nos gusta disfrutar de unas vacaciones sin sobresaltos y con los menos sobresaltos posibles, vamos a tratar en este post de cómo solucionar este tipo de molestias que pueden producirnos más de un dolor de cabeza en estas fechas.

Primer paso: localizar el atasco

desatascar tuberiaComo en otros muchos aspectos la prevención es muy importante (“más vale prevenir que curar”). Por eso, mantener las tuberías en buen estado y, sobre todo, evitar arrojar en ellas desperdicios de alimentos, restos sedimentados de jabón y detergentes, toallitas de higiene no degradables y grasas o deshechos, entre otros elementos, resulta vital. Por regla general, el principal síntomas de que hay un atasco es que el agua tarda más de lo normal en ser tragada por el desagüe. Ello no significa que el atasco esté en ese punto concreto de la vivienda, aunque evidentemente es signo de que algo no va bien.

Lo primero es hacer dos operaciones caseras para ver si la solución del problema está a nuestro alcance. En este caso nos centraremos en los dos habituales fotos de estos problemas: el baño y la cocina. En el caso del primero, no hace falta ser un experto en bricolaje para proceder desmontar y limpiar el bote sifónico, una  pequeña pieza que a modo de filtro une los diferentes componentes de un cuarto de baño (excepto el inodoro).  Generalmente, se encuentra en el suelo oculto tras una chapa de reducidas dimensiones que habrá que desatornillar para acceder a él y así eliminar los elementos causantes de que el agua no fluya como debiera.

Por su parte, en el caso de la cocina, el fregadero y el lavavajillas suelen ser los focos de problemas, por lo que habrá que observar si tenemos acceso directo a alguna tubería que no discurra por el interior de la pared, habitualmente la única es la localizada debajo del fregadero. En este caso, la única opción posible es desmontar ese tramo para ver si alguna de sus curvas se ha producido un atasco.

En el caso de que ninguna de las dos operaciones resulte eficaz, lo más recomendable es contactar con alguna empresa del sector para que solucione el problema de manera rápida y profesional.

No todo es culpa de los desechos

Las principales causas de los atascos responden a deficiencias en las instalaciones de fontanería, como arquetas o tuberías realizadas de forma incorrecta o la poca inclinación de las tuberías. Por ello, es bueno poner siempre estas tareas en manos de profesionales cualificados que garanticen que todo está colocado correctamente. Recuerda que la pendiente debe ser, al menos, de un dos por ciento.

Por otro lado, también es posible que dichas instalaciones se encuentren obsoletas por el paso del tiempo y por el propio desgaste de sus materiales de construcción, pues con los años las tuberías y arquetas presentan mayor adherencia a desechos, lo que contribuye a que el agua no fluya como al principio. Por ello, una limpieza preventiva cada cierto tiempo a cargo de profesionales del sector es más que recomendable, especialmente antes de la llegada del periodo de lluvias.

Confía siempre en profesionales

Si el atasco resulta demasiado grande y no podemos atajarlo con remedios caseros como verter agua hirviendo o emplear productos especializados, aunque altamente corrosivos y tóxicos, no hay mejor solución que contactar con una empresa especializada en reparaciones del hogar que nos ofrezca servicio de desatasco, pues éstas cuentan con materiales especializados, tanto en la detección del problema como en su solución.

Además, estas empresas poseen equipos para localizar el lugar del atasco de forma precisa y las arquetas, así como observar el estado de su interior. Gracias a su sistema de agua a presión pueden eliminarlo y dejar nuestras tuberías en perfecto estado de revista.

Artículos relacionados:

[Total:1    Promedio:1/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies