No hay mejor manera de conocer un oficio como saber , en parte, a que se enfrentan cada día los pertenecientes al gremio. De este modo, en el caso de los cerrajeros y expertos en materiales como el aluminio suelen recibir encargos que pasan por la construcción de ventanas. Pues bien, hoy os mostramos todos los pasos que se han de seguir para lograr este objetivo.

Como os podéis imaginar el primer paso será tomar las medidas pertinentes. Sin este paso, ni qué decir tiene, que jamás se podría realizar una ventana que ajustará a la perfección al hueco que el cliente tiene. Por ello, en el caso de que vayáis, próximamente, a encargar un ventanal ya os avisamos que si lleváis las medidas haréis un gran favor a nuestro cerrajero de urgencia y os evitaréis tener que volver a por ellas o que él se desplace a vuestra vivienda para tomarlas.

cerrajero calpe barato

Reparación Ventana Aluminio Calpe

Con las medidas ya sobre la mesa el cerrajero debe hacer su provisión pertinente, de tal modo que adquirirá o reunirá, en su defecto, toso el material que necesite con tal de fabricar la ventana. Fundamentalmente lo requerido serán perfiles de aluminio y accesorios.

Acto seguido ya habrá que pasar a la parte relativa con la realización de corte. Lo primero que habrá que hacer, como os podéis imaginar, es planificar el corte, de tal modo que luego se vaya sobre seguro y se eviten sorpresas desagradables.

De manera posterior se procederá a troquelar la pieza, usando siempre una matriz correspondiente al fabricante de la perfilería que cada fabricante tiene propia.

A partir de ese momento ya se pasará al proceso más mecánico en el que se necesitará la máquina troqueladora con el objetivo de preparar la ventana para que funcione, sin ningún problema, el sistema de apertura de la ventana. En este punto puede haber dos formas de trabajar. la primera de ellas se correspondería con las ventanas de puertas correderas y las que no tienen este tipo de piezas. En el primero de los casos, habría que realizar aberturas para embutir los cierres, mientras que en segundo bastaría con preparar dónde se colocarían las pilastras y las cerraduras.

Una vez se tiene todo ese proceso completado, el cerrajero 24 horas pasará a ultimar ya todos los detalles acerca de la preparación de los perfiles en cuanto a hojas y marcos se refiere, con su correspondiente colocación de la goma en el caso de las ventanas con bisagras y el felpudo y los kits de cierre en el caso de las ventanas correderas.

Llegados a este punto habrá que proceder a las tareas de montaje. Para ello, habrá que contar con el armado de marcos y hojas, que se unirán mediante tornillos generalmente. Acto seguido se colocarán los junquillos y los cristales, y listo.

El paso final será ya hacer las comprobaciones finales pertinentes, desde comprobar que funcionan bien los cierres y que la ventana tiene todos sus tornillos y demás ajustados correctamente. Y lista para servir.

Llegados a este punto en el que el cliente se ha decantado por una ventana de aluminio frente a otros materiales como el PVC o la madera solo queda darle la enhorabuena por la estupenda elección que ha hecho. Y es que mientras que el citado arriba PVC es un producto más barato, lo cierto es que su calidad es bastante menor y las ventanas de aluminio son muy resistentes, duraderas y os ofrecerán un perfecto aislamiento tanto térmico como acústico.